« todas las noticias

La discapacidad no es un impedimento, Aptitus

 

Según la ley Nº29.973 las entidades públicas están obligadas a contratar a personas con discapacidad en una proporción no inferior al 5% del total de su personal. Así mismo, las empresas privadas con más de 50 trabajadores deberán contratar personas con algún tipo de discapacidad en una proporción no inferior al 3%. Mauro Canevaro, Manager DNA Human Capital, señala que a principios del 2016 se inició una campaña de fiscalización para evaluar el cumplimiento de esta disposición. Y, lejos de lo que se podría creer, se pudo constatar que existe un aumento del 50% de contrataciones de profesionales con discapacidad en diversos rubros, industrias y cargos.

Para Julio Cabrera, consultor de Training and Consulting de Adecco, si bien no deberían haber diferencias entre una persona con discapacidad o sin ella a la hora de postular a un empleo, “no siempre es posible porque cada posición exige requerimientos que no siempre se adaptan a la realidad de una persona con algún tipo de discapacidad”. 

Los Puestos

Para el experto de DNA Human Capital, las posiciones más frecuentes a las que postulan las personas con discapacidad son de tipo administrativo (backoffice). En ese sentido, agrega el especialista de Adecco, las empresas se están limitando a generar, en gran medida, espacios laborales operativos, pues el colectivo de personas con discapacidad, en su mayoría, no posee instrucción académica y no logran consolidarse como grupo, restringiendo su capacidad de acceder al mundo laboral formal.

Canevaro asegura que las empresas que empleen personas con discapacidad contarán con una deducción adicional en el pago del impuesto a la renta, la que asciende al 50% sobre las remuneraciones que se paguen a los trabajadores discapacitados. Si es que estos representan hasta el 30% del total de la planilla. La producción adicional llegaría al 80%, esi es que más del 30% de la planilla de trabajadores son personas con discapacidad. Así, según datos de la planilla electrónica del universo de 147.978 empresas privadas formales que hay en Lima, se espera que unas 4.818 firmas de más de 50 trabajadores pudieran sumar a su fuerza laboral a más personas con discapacidad.

Back to top